Buscar
  • Rafael corral Bellas

La abeja.

Ya hemos hablado sobre la miel y sus importantes beneficios para la salud, hoy hablaremos de la gran protagonista, la productora de este gran alimento, la abeja.



Sólo en España se han descrito más de 1.000 especies de abejas, todas ellas son fundamentales para la biodiversidad, pero en este caso hablamos de la abeja melífera. Es la más eficiente polinizadora. Su carácter gregario y fiel a especies concretas de flores, hace que el polen se deposite en las flores correctas. Es muy productora de miel, cuando las flores producen néctar se afanan en obtener el máximo alimento posible, alimento que necesitarán para pasar el invierno.


Dentro de las abejas melíferas también hay subespecies, en España tenemos la abeja melífera iberiensis, es importante no importar abejas de otras zonas o creadas en laboratorio, cada subespecie está adaptada a las condiciones climáticas de origen y resisten mejor las enfermedades. Las abejas de laboratorio serán muy productoras, pero los problemas de cruces y poca adaptación climática, pueden ser muy graves.

La abeja melífera sólo la veremos en colmenas, las abejas silvestres, por desgracia, no son capaces de defenderse del ácaro varroa y no viven más de un año. Las colmenas no son más que unas cajas donde instalamos un enjambre de abejas, empezaron siendo troncos vacíos y ahora son cajas cuadradas con cuadros móviles de cera que facilitan su manejo.


Las abejas viven en colonias compuestas por alrededor de 50.000 abejas obreras (pueden llegar hasta las 80.000 en verano), varios miles de zánganos y con una sola reina, madre y nexo de unión de la colmena. Se creía que la reina es la que manda y organiza la colonia, pero nada más lejos de la realidad, la colonia se puede considerar como un superorganismo, todos trabajan bajo unas normas, siempre por el bien del grupo ( mucho podríamos aprender del comportamiento de las abejas).


La reina o madre es más grande que las obreras, la única que pone huevos fecundados y la que con sus feromonas mantiene unida la colonia. Es la única alimentada por las obreras con jalea real durante toda su vida, no es tan reina cuando las obreras la mantienen a régimen si es preciso que salga de la colmena a fecundarse.


Los zánganos son producidos a partir de huevos no fecundados y también son alimentados por las obreras. Son los encargados de fecundar a la reina, lo hacen en vuelo y cada madre es fecundada por varios de ellos. La madre posee un órgano llamado espermateca, donde almacena el esperma para ser usado cuando lo necesite. La vida de zángano no es tan agradable como parece, mueren justo después de fecundar a la madre, son alimentados por las abejas, pero también éstas dejan de hacerlo para matarlos cuando ya no son necesarios.


Las abejas obreras pasan por varias tareas según su edad. Días 1 y 2 tienen tareas de limpieza y calentar la colmena. Días 3 a 11 alimentan a la colonia. Días 12 a 17 producen cera, construyen los panales y almacenan alimento. Día 18 a 21 tareas defensivas. Días 22 a 45 salen de la colmena a por polen néctar y agua.


Las abejas se alimentan sobre todo de néctar y polen, la miel es la forma que tienen de almacenar los excedentes de alimento para el invierno, nosotros recogemos sólo la miel que ellas no necesitan para su supervivencia. La abeja necesita visitar 2 millones de flores y viajar unos 80.000 km para producir 2 kg de miel, se merecen un respeto por tanto trabajo

2 vistas

© 2023 by NORTHPOLE. Proudly created with Wix.com